Ir al contenido principal

Castigo mi cuerpo

Castigo mi cuerpo una y otra vez
Sin darme misericordia alguna
Hasta olvidar esta insensatez
De querer un mundo sin dolor.

Castigo mi cuerpo una y otra vez
Cuando el pensamiento vanal llega
Cuando de un minuto a otro mando al olvido la culpa
Y así, cual verdugo y víctima,
Sufro un poco la condena
La cual por El me ha sido quitada.

Castigo mi cuerpo una y otra vez,
Siendo hermano del que sufre abandono,
Del que batalla con su propia carne,
Del  que mira tras las rejas,
Del que va directo a sentarse a la silla.

Castigo mi cuerpo una y otra vez,
No quiero que sea tan fácil,
Pues esto no es el camino ancho,
Es una puerta estrecha,
Bañada de sangre, maltrato, dolor, plegaria.

Castigo mi cuerpo una y otra vez,
Pues el paraíso esto aún no es. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Miedo

Así ocurre el miedo,
De manera inesperada,
Nunca trae buenas noticias,
Tan poderoso es que logra detener el tiempo
Y destruir el futuro con el que se sueña

Se disipa ante la noticia contraria
Ante la esperanza que avisa que no es tragedia
El optimismo de algunos parece mas poderoso que el miedo
Ellos dicen: -esta ahí pero no representa ningún peligro

Sin embargo, aunque no parezca nada riesgoso
No deja de quitarme el sueño
De alarmarme ante cualquier sonido
De no saber nada mas, de no entender
Odio solo esperar y esperar
Aún así me aferro a  esperar y esperar
Clamo a Él, pidiendo que se aparezca por un segundo

Así ocurre el miedo
Nada mas puedo hacer que llenarme de valor
Que decirle que no gana
Que la victoria es mía aunque en el fondo el miedo este en mi,
Sea yo mismo la definición de miedo,
Sea yo mismo el autor del miedo,
Sea mi nombre así: miedo;
No porque ocasiono miedo, sino porque en mí hay miedo

Parece ser que su aparición favorita ocurre en las sombras,
En el silencio que …

Sin besos

Sin besos, sin caricias,
Sin palabras dulces, sin miradas hechizadas
Como un viejo album olvidado guardando recuerdos
Como un lago secandose al paso del tiempo

La locura se volvió cordura
La aventura se volvió rutina
Lo nuevo se volvió conocido
La espera se volvió olvido

De lejos observa lo que era suyo
Disfruta la mentira de que aun es suyo
Desecha las canciones de desamor
Pues cree aún en el amor

Da vueltas en círculos
Quizas tuvo la culpa de este destino
Quizas no fue capaz de mantener el hechizo
Y ella sus ojos abriera
Y se diera cuenta que el no es príncipe
No es poeta,
No es un soñador,
Él es nada, algo parecido a lo que el viento arrastra.